Son numerosos los beneficios físicos y motores, cognitivos, emocionales y sociales los que aportan las intervenciones asistidas con perro, algunos de ellos son:

Mejora las habilidades físicas y destrezas motoras (coordinación, equilibro, motricidad fina y gruesa….)

• Mantenimiento y mejora funciones ejecutivas como la planificación, secuenciación, organización o memoria

• Mantenimiento y mejora de las actividades de la vida diaria así como de la comunicación y el lenguaje

• Disminuye el estrés y la presión arterial favoreciendo así la relajación

• Fomenta la empatía y el autocontrol

• Mejora de habilidades sociales y las habilidades comunicativas

Además de estos beneficios, podemos hablar también de otros como la autoconfianza, la concentración, la disminución de la ansiedad, la adecuada adaptación al entorno… Se facilita también la independencia del niño, con la probable ganancia en autoestima que esto supone
online pharmacy